martes, 8 de diciembre de 2015

Jehová Raah: que quiere decir el Señor es mi Pastor.

Hace algunos años atrás conocí mediante la web la página Ama a Dios grandemente. En esa espacio las mujeres tenemos la oportunidad de encontrarnos con unas otras siendo de  diferentes partes del mundo, para  estudiar juntas  La Palabra de Dios. Proveen estudios bíblicos temáticos, los cuales uno puede seguir en forma personal o en grupo. Yo particularmente lo hago en forma personal, pero no descarto hacerlo en algún momento en grupo. El estudio que estoy siguiendo en estos meses se llama: LOS NOMBRES DE DIOS. Aquí voy a compartir mis pensamientos y lo que Dios me está enseñando  caminando junto a ellas. Hoy:

LOS NOMBRES DE DIOS

Jehová Raah: que quiere decir el Señor es mi Pastor.

¡Qué difícil puede ser para nosotras pensar en la figura de un pastor!  ¿Verdad? Esto es tan solo porque vivimos en una ciudad, alejadas de la vida rural, donde sí podríamos ver a los animales de campo  y entre ellos a las ovejas  cuidados y guiados por un pastor.

Lo cierto es que en los relatos antiguos la figura del pastor de ovejas es una figura muy reconocida y los pastores han sido hombres a los que Dios puso como ejemplo para nosotros. Entre ellos podríamos recordar a Moisés, que de príncipe en Egipto pasó a ser pastor de ovejas y luego libertador de un pueblo, y por supuesto quién no conoce a David, pastor de ovejas, el joven que se enfrentó al gigante Goleat, a quién su familia lo creía muy poco para ser contado entre los hombres de la casa, cuando el profeta estaba allí buscando al futuro rey… Por último es necesario recordar a Jesús quién dijo de él mismo: Yo soy el buen pastor…

Entonces podríamos preguntarnos: ¿Cuáles son las características de un pastor de ovejas  para que Dios las ponga allí delante de nosotros? He aquí algunas de ellas:

©        el pastor provee a las ovejas  un cuidado especial.
©        el pastor le da descanso.
©        el pastor la guía hacia mejores lugares donde pastar.
©        el pastor la cuida.
©        el pastor la estima.
©       el pastor la recibe, la hace parte de su rebaño.

El pastor hace todo eso porque tiene esa responsabilidad, tal vez no son de él y debe cuidarlas muy bien, o tal vez sí son de él y sabe que son su sustento. De una u otra forma el pastor debe cuidarlas.

Esta es una hermosa figura, un hermoso ejemplo de lo que Dios es para nosotros. Dios es nuestro Raah, nuestro pastor. Nosotras somos sus ovejas.

Miremos lo que dicen los escritos antiguos en el libro de los Salmo, el Salmo 23:

1 Tú, Dios mío, eres mi pastor; contigo nada me falta (Dios mi Pastor, me  provee)
2 Me haces descansar en verdes pastos, (Dios mi Pastor, me da descanso)
Me das nuevas fuerzas y me guías por el mejor camino, porque así eres tú. (Dios mi  Pastor me guía)
Puedo cruzar lugares peligrosos y no tener miedo de nada… me guías por el buen camino y me llenas de confianza. (Dios mi  Pastor me cuida y me da ánimo)
 Aunque se enojen mis enemigos, tú me ofreces un banquete
y me llenas de felicidad; ¡me das un trato especial! (Dios mi Pastor me estima, me ama y se lo hace ver a los demás. Soy importante para él…)
Estoy completamente seguro de que tu bondad y tu amor me acompañarán mientras yo viva, y de que para siempre viviré donde tú vives. (Dios mi Pastor, me recibe en su casa, porque es allí donde pertenezco…)

No puedo menos que preguntarme, ¿Por qué hace todo esto Dios?
Dios hace todo eso porque él es el buen pastor, y el buen pastor da la vida por sus ovejas.

Pero también lo hace por amor de Su nombre, porque así da honra a Su nombre, lo hace porque así es Él. Se trata de Dios y no de mí. Dios hace todo esto porque nos ama...

Volvamos por última vez a los escritos antiguos, en el libro de Isaías 40:11:

 El Señor…Alimentará su rebaño como un pastor;
    llevará en sus brazos los corderos
y los mantendrá cerca de su corazón.
    Guiará con delicadeza a las ovejas con crías.

¿Acaso necesita  tu alma y todo tu ser el cuidado amoroso y paciente de alguien?
¿Tal vez necesita  tu vida la guía hacia mejores caminos?
¿Anhelas tener  un padre y  pertenecer a una familia?

Jehová Raah, el Señor es mi Pastor, también puede ser tu Pastor.









No hay comentarios: